Como el resto de la gastronomía canaria,esta rica salsa está influida por otras cocinas,sobre todo por la herencia de los guanches y la influencia de la gastronomía latinoamericana,muy especialmente de la venezolana,país con el que el archipiélago ha tenido históricas relaciones humanas y culturales desde el siglo XIX y especialmente a mediados del siglo XX.

Esta salsa típica de las islas está compuesta, siempre, por varios ingredientes clave: el aceite, el vinagre y el ajo.A los que luego se añade,según el tipo de mojoque se quiera elaborar, perejil, azafrán, cilantro, pimiento, pimientas, comino, pimentón y un sinfín de hierbas, frutos secos, especias, tomate e incluso aguacate.

En total, los expertos no dudan en aseverar que existemás de una veintena de mojos,y los agrupan en mojos tradicionales, adobos, salmorejos, escabeches, y otras salsas. Todo ello dependiendo de la isla en la que se cocine, el municipio, e incluso en qué familia se prepare y con qué ingredientes. No hay una receta única;lo que muestra la extensa y variada riqueza culinaria del archipiélago. Los más conocidos son el mojo rojo y el mojo verde.

El rojo es utilizado para acompañar carnes y papas, aunque en muchos lugares también se combina con el queso, la jarea o el gofio, entre otros alimentos.Para gestarlo se debe utilizar pimiento rojo, pimienta roja o picona (opcional), pimentón, aceite, vinagre, ajo, comino molido y sal gorda. Dependiendo de si se le añade o no la pimienta picona también se le puede denominar mojo picón